¡Conseguido!: las VALi+d no quedarán desiertas

Durante las últimas semanas, hemos hablado mucho sobre el programa VALi+d. Después de mes y medio protestando por que varios contratos quedarían sin beneficiario, por fin parece haber una solución.

ComunidadValencianaEl 12 de junio se publicó la resolución de los contratos predoctorales VALi+d de la Consellería de Educación de la Generalitat Valenciana. La verdad es que, aunque no me la concedieron, fue un resultado bastante bueno para mí. Quedé el primero de la lista de espera, y creía que podía acabar teniéndola. Ya sabéis que en el mundo de la investigación todo se sabe, y era bastante fácil que los que estaban por delante de mí en la lista acabaran consiguiendo una FPU. Como la FPU da mejores condiciones, yo podría empezar mi doctorado con una VALi+d. Eso sí, la alegría de ver que había quedado primero en la lista de espera se esfumó cuando leí la siguiente frase en la orden del Director General :

“Establecer como bolsa de reserva a las personas que aparecen en el Anexo II, para sustituir las posibles renuncias que se presenten hasta el 1 de julio de 2015 entre los adjudicatarios de nueva concesión de las ayudas para la contratación de personal investigador en formación de carácter predoctoral, Programa VALi+d.”

¿Que pasaría con las renuncias posteriores al 1 de julio? le pregunté al contacto de la Consellería. Su respuesta fue muy clara : “No se sustituirán.” En aquel momento, el Ministerio de Educación estaba empezando a evaluar a los candidatos de la segunda fase de la FPU, y no se iba a resolver en quince días. Esto significaba que todas las renuncias que iban, casi seguro, a producirse cuando saliera la FPU, se perderían, tontamente. No solo me quedaría yo fuera, sino que probablemente serían más de veinte jóvenes investigadores.

En este momento, tomé la mejor decisión que podía tomar : llamar a un amigo que estaba en FEBiotec. En seguida me ayudaron todos a crear la petición en internet, en mandarla por las redes sociales y empezar este camino de mes y medio hasta que se ha solucionado el problema. Desde las redes de FEBiotec conseguimos que muchos divulgadores, investigadores, y asociaciones como  Joves Investigadors nos apoyasen y compartieran nuestra petición.

La situación política en las primeras semanas no era la idónea para conseguir una respuesta. Acababan de pasar las elecciones autonómicas en la mayoría de comunidades, Valencia entre ellas. Nos encontrábamos entre dos gobiernos, así que no estaba muy claro quien podía poner solución a nuestro problema.. El 30 de junio, por fin, iban a tomar posesión de su cargo los nuevos Consellers, y, lo más importante, teníamos un nombre : Vicent Marzà. Teníamos que hacer algo para que supiera de nuestra situación desde el primer momento. Ese día fui, con la petición impresa en mano, a esperar la llegada del futuro Conseller delante del Palau de la Generalitat para su toma de posesión. Fue de los primeros en presentarse allí, y, después de hablar con los medios de comunicación, pude contarle la situación. Conseguí hablar con él unos minutos, y darle mi contacto y la petición.

Dos semanas después de ese encuentro, se resolvió la FPU. 29 personas tenían los dos contratos. Esto significaba que más del 40% de los contratos se perderían y solo por 15 días. Publicamos la noticia en Biotecnoblogos y, entonces, todo se aceleró. Esta noticia se la mandamos a Rafael Montaner, periodista del Levante-EMV que el martes siguiente lo publicó en tercera página (además, ha seguido el tema a diario). Creamos un evento para registrar la petición oficialmente : el miércoles 22 de julio a las 10h00. Lo cierto es que no llegamos a entregarla. Media hora antes, me llamó la secretaría de Vicent Marzà para convocarnos a una reunión el jueves 23 de julio a las 16h00.

De derecha a izquierda, Yolanda Campos, Vicent Marzà y yo tras nuestra reunión

De derecha a izquierda, Yolanda Campos, Vicent Marzà y yo tras nuestra reunión

A esta reunión fuimos dos afectados : Yolanda Campos y yo. Nos acompañaron Irene de Higes, presidenta de Joves Investigadors, Lucía Hipolito, directora de tesis de Yolanda, y la Vicerrectora de Investigación de la Universitat de Valencia, Pilar Campins. El Conseller y la nueva Directora General de Universidades, Josefina Bueno nos dieron la mejor noticia posible : se sustituirán las becas gracias a una resolución extraordinaria. Esta solución es la más lógica y la única posible. Además, van a trabajar para que este tipo de situaciones no ocurran más. Trabajarán con otras administraciones para mejorar la coordinación de las convocatorias y así evitar perder recursos. Salimos encantados no solo por la buena noticia, sino también por la firme intención que demostraron Vicent Marzá y Josefina Bueno para cambiar las cosas, y su amabilidad y cercanía.

Ha sido un mes y medio muy duro para todos nosotros hasta llegar a esta solución, pero ha valido la pena. Hemos conseguido que no se pierdan algunos de los pocos recursos que existen para la investigación. Además, por fin la administración conoce un problema que llevaba ocurriendo años. La verdad es que por la reacción de Vicent Marzá (que no me canso de agradecer), tengo la impresión de que lo que ocurre es que este tipo de problemas no se conocen a ciertos niveles. Por eso es tan importante que desde entidades como FEBiotec (por cierto, a raíz de todo este lío he entrado a su Junta Directiva) se trabaje para darlos a conocer a aquellos que tienen la capacidad de solucionarlo. Y cuantos más participemos en ello, mejor.

Por eso, desde FEBiotec y desde este blog seguiremos haciendo y promocionando campañas para mejorar la situación de los investigadores (y de los biotecnólogos, en particular). Como siempre, podréis encontrarlas en la sección #IAmBiotech.

IAMBIOTECH

The following two tabs change content below.

2 pensamientos sobre “¡Conseguido!: las VALi+d no quedarán desiertas

  1. Santiago Jiménez

    Mil gracias y enhorabuena por tu trabajo.
    Estoy tercero en una de estas listas de reserva. Daba ya totalmente descartada esta vía, pero me he alegrado mucho al leer la noticia.
    Un saludo.

  2. Pingback: La voz de la comunidad científica - Biotecnóblogos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *