¿Qué es eso de la clonación?

Cada vez que escuchamos la palabra clon pensamos en ciencia ficción, sociedades futuristas e investigaciones científicas de países peligrosos. Cualquier cosa alejada de la vida cotidiana. Y sin embargo, etimológicamente clon viene del griego κλών, retoño. Quizá eso ya nos resulte más familiar. Y es que seguro alguna vez has intentado sacar esquejes de una planta. Eso es clonar.

Algunos se acordarán del truco de “clonar” pokémon. En resumen, consistía en doblar la información del bicho en cuestión de una consola a la otra, obteniendo así dos copias, una en cada una. Dejando el mundo virtual a un lado, en el mundo real se hace exactamente lo mismo, copiar la información de un individuo para obtener copias de ese individuo. Expresándolo de otra forma la clonación consiste en obtener individuos idénticos.

Sin embargo, la palabra clon en Biología Molecular puede tener otros significados relativos a la copia de la información. Por ejemplo para aquellas bacterias, hongos o células en cultivo que derivan de una sola célula a la que se ha introducido un fragmento de ADN. También para las células del sistema inmunológico genéticamete idénticas que provienen de una célula inicial. O incluso para copias de fragmentos de ADN. Pero en este post nos centraremos en cómo se obtienen individuos idénticos.

Los rosales son una de las especies de plantas que más fácilmente se multiplica por estaquillas, dando lugar a individuos clónicos.

Recordemos que cada una de las células de un ser vivo contienen ADN con exactamente la misma información genética. Cada vez que una célula se divide copia su información genética y la reparte entre sus células hijas en un proceso conocido como mitosis. Todas las células de nuestro organismo son, por tanto, “clones” unas de otras.

Una célula de nuestro cuerpo no es un clon, pues no forma un individuo completo, pero las mitosis en las primeras estapas del desarrollo sí pueden crear clones. Si alguna de las células troncales totipotentes se desprende de la mórula, puede llegar a formar otro individuo completo. Por lo tanto, los clones están entre nosotros… son los gemelos monozigóticos.

En la naturaleza existen muchos más ejemplos de clones. Las bacterias se reproducen por fisión binaria, produciendo clones de sí mismas en cada división. Muchos invertebrados, como gusanos, hidras o estrellas de mar, pueden desprenderse de partes de su cuerpo, y regenerarlo completamente, dando lugar a individuos clónicos. O como ya hemos comentado, muchas plantas tienen formas de reproducción asexual, produciendo individuos genéticamente idénticos.

Sin embargo, entre los vertebrados es más difícil obtener clones a partir de organismos adultos. Los tejidos están muy diferenciados. Las células troncales de cada tejido sólo están especializadas en dar lugar a células de ese tejido, por lo que un fragmento de un animal, nunca podría llegar a dar lugar al animal completo.

Para salvar ese obstáculo, lo que pensaron en el 1952 Briggs y King fue que podían utilizar un óvulo de rana, extraer su material genético, sustituirlo por un núcleo de una célula somática y estimularlo para su división, creando así el primer clon de un vertebrado. En esencia ese mismo procedimiento es el que se ha seguido para crear los clones de otras especies, como la oveja Dolly, primer mamífero clonado.

El proceso de clonación se basa en la introducción del núcleo de una célula somática en un óvulo enucleado. La estimulación de este zigoto hará que comience a dividirse. En el caso de los mamíferos debe implantarse en el útero de una hembra para su desarrollo.

Hoy en día se han superado muchos obstáculos en la metodología y pueden crearse animales clonados con facilidad. Es una forma interesante de criar animales con las mejores características para la producción. Sin embargo, la Unión Europea prohíbe su comercialización, a pesar de varios informes de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria que garantizan su seguridad. De momento, la clonación queda como herramienta biológica con fines de investigación.

Por último, queda por mencionar la clonación humana. Es obvio que las consideraciones éticas son enormes, y por tanto está prohibida. Pero ¿y si se produjesen células troncales genéticamente idénticas a un individuo, pero sin la finalidad de obtener un individuo completo? En pacientes que necesitasen un transplante podrían obtenerse células indiferenciadas para construir un órgano in vitro que sería genéticamente idéntico al receptor, evitando problemas de rechazo. Las investigaciones en este campo serán de gran ayuda para resolver problemas médicos en el futuro, siempre que la legislación lo permita.

Referencias

Clonación:

  • Alberts, B., Johnson, A., Lewis, J. et al. Molecular Biology of the Cell. 5th edition. Chapter 8. Manipulating Proteins, DNA, and RNA, 507 – 508 (2008).

Primer ensayo de clonación en rana:

Clonación de la oveja Dolly:

 

The following two tabs change content below.

Israel Salcedo

Israel Salcedo es estudiante de Biotecnología en la Universidad de León. Habitualmente presenta un comportamiento general normal, aunque puede verse modificado por las circunstancias ambientales, la presencia de otros de su especie, o de cualquier otro grupo taxonómico. Aprendiz, se siente a gusto entre pipetas. Interesado en ocupaciones miles, es reseñable la actividad como universitario, pues dedica una gran cantidad de tiempo a ella, sin olvidarse de labores de otra alcurnia como pueden ser atarse los cordones, participar en Asociaciones de Biotecnólogos o regar las plantas. Con ideas diversas y a veces, como el mundo en que vivimos, irracionales, en general mantiene la crítica y se ayuda para ello con lectura matutina, charlas con otros conciudadanos y viajes a través del espacio que le han conducido a la Universidad Libre de Ámsterdam. Observador de la naturaleza y la humanidad bostezante, generalmente escoge ser cosmonauta, investigador y difundidor, llegando a ser muy insistente en esta última afición, desarrollando varios proyectos de divulgación científica, como Biotechnofarm: sembrando los biotecnólogos del futuro o BioDocentia.

5 pensamientos sobre “¿Qué es eso de la clonación?

  1. Elwing

    Me resulta muy curioso que hay gente que cree que si existieran clones humanos, pensarían igual que tú, cuando la realidad es que efectivamente serían meros gemelos monocigóticos, “crecidos” de forma independiente. Es imposible “copiar” la información de un cerebro a otro para poder lograr que piensen igual, como si fueran meros ordenadores.
    La muchacha que pensaba así tampoco se daba cuenta de que los gemelos idénticos comparten exactamente el mismo ADN, ya que aunque las diferencias físicas sean sutiles, haberlas haylas. Simplemente recordar que esas diferencias físicas, al igual que las diferencias en la personalidad, se deben al azar, a las experiencias vividas… al “ambiente” en general.

  2. Lluís

    Me parece que el campo que se aborda en el último párrafo tiene mucho potencial. esperemos que pronto puedan aportar tratamientos efectivos. (Creo que ya han dado algunos pero no todavía en fase 3). Sobre la clonación y que piensen y sean iguales, me parece que no hay que olvidar la epigenética, no estoy tan seguro que se tenga el mismo ADN igual entre gemelos monocigóticos, pero la verdad es que desconozco si hay estudios de ello.

  3. Israel Salcedo Autor del artículo

    Parece que se están haciendo muchos avances en este campo, hace unos días nos encontrábamos esta noticia:

    “Las células madre permiten trasplantes sin rechazo en ratones”
    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/01/09/actualidad/1357754252_634928.html

    Aún así, tardaremos en ver este tipo de avances en humanos, por un lado, por poder adaptar esta tecnología a las células humanas, por otro, por poder garantizar que ni una sola de las células trasplantadas sea aún pluripotente, pues podría causar teratomas y por último por la legislación actual, que prohíbe cualquier tipo de clonación humana y todas las consecuencias éticas y morales que esto podría acarrear.

  4. Pingback: ¿Qué es la clonación? | biotecnologiauem, ¿y por qué no?

  5. Pingback: Reprogramación celular | | cotidiano contemporaneo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>